Cet article espagnol fait allusion aux consoles de jeu vidéo pour Noël 2006, les différences entre les consoles des 3 principaux fabriquants et les problèmes rencontrés...

Santa Claus romperá un par de corazones estas Navidades. Muchos de los niños y mayores que pidan la PlayStation 3 se van a quedar sin ella. La consola de Soiny acaba de lanzarse en Japón y Estados Unidos con un número limitado de unidades, y no saldrá en Europa hasta marzo de 2007. Pero el cacharro ya ha desatado la locura. En Japón, miles de personas hicieron cola durante días y agotaron las 100.000 unidades puestas a la venta.

En Estados Unidos, el lanzamiento de 400.000 unidades estuvo salpicado de violencia. El caso más grave se vio en un Wal-Mart de Connecticut, dinde un hombre fue herido a bala cuando dos ladrones atracaron a la gente que hacía cola a las tres de la mañana con el dinero listo. En la tienda virtual Amazon.com las existencias se agotaron en 18 minutos, y en páginas de subastas online la consola (que se vende en dos versiones por entre 390 y 470 euros) ya alcanza hasta seis veces su precio.

Pero qué guarda la caja que les vuelve locos? Crearla ha costado seis años de trabajo y miles de millones de dólares. Sony asegura que la inversión merece la pena porque su máquina está hecha 'a prueba de futuro'.

Pero Sony también tiene sus problemas. Microsoft le lleva un año de ventaja. Su Xbox 360 salió las navidades pasadas y tiene una parroquia fiel (esperan alcanzar los 10 millones de máquinas vendidas para finales de 2006), un precio de unos 300 euros y más de 160 juegos (Sony sale con una veintena de títulos).

Nintendo, la tercera en discordia, lanza en todo el mundo, Wii por 249 euros. La máquina de la casa que inventó la Gameboy es, simplemente, otra cosa. Incapaz de competir con el poderío tecnológico y económico de Sony y Microsoft, Nintendo ha optado por le pensamiento paralelo. Su máquina se controla con un mando inalámbrico que responde al movimiento.

Source: El País